Viaje Familiar. Sierra del Segura y Murcia. 11 – 16 VII 2014

0

IMG_9491El viernes 11 de julio salimos para Murcia, a Villa Turrilla, unas casas rurales en un entorno natural ideal para pasar unos días en un plan familiar. Eramos un montón de familias (con muchos niños), socios y amigos de Raíces de Europa, procedentes de Vitoria, Pamplona, Madrid, Albacete…

El sábado por la mañana fuimos a ver Caravaca de la Cruz, donde nos acercamos al castillo medieval de la ciudad: de origen musulmán tras la reconquista castellana sería cocnedido a la orden templaria que reforzaría el castillo y lo defendería frente a los diversos reinos de taifas: el Reino de Murcia y el Reino Nazarí de Granada. con la desaparición de la orden del Temple, sería cedido a la oredn de Santiago que construyó la basilica de la vera cruz, que pudimos visitar, donde se conserva un Lignum crucis. Comimos en las fuentes del Marqués, un manantial de agua que ha generado un entorno natural de gran belleza cuidado con gran esmero. Esa tarde visitamos el santuario de Calasparra.

El domingo 13 disfrutamos de una excursión por la Sierra del Segura y de una paellada estupenda. La piscina de Villa Turrilla fue el gran aliado contra el calor del sur, a pesar de que en la sierra refrescaba por la noche.

El lunes 14 visitamos la Base Naval de Cartagena, un oficial nos guió por la escuela de submarinos y el simulador y después subimos a bordo de una corbeta en servicio activo y diversos miembros de la tripulación nos expliacron las características del buque, actualmente destinado a la vigilancia y defensa de las aguas territoriales. Esa tarde nos acercamos a Cala Cortina, a cinco minutos del puerto de Cartagena, donde los que quisieron se dieron un chapuzón en una de las calas más bonitas del mediterraneo. Algunos también visitaron Murcia, ademrándose de su impresionante Catedral.

El martes 15 nos quedamos de nuevo por la Sierra del Segura, haciendo una pequeña excursión con Paco, un guía excepcional, que nos fue contando todo tipo de detalles sobre las plantas, animales y formaciones de esas tierras, mientras los más futbolistas disfrutaban del segundo encuentro padres- hijos que se saldó con la segunda derrota del conjunto parental, otro año será.

Contamos además con la presencia de una americano (de Chicago), un inglés (de London), y una canadiense (de Toronto), con los que los mayores, y los no tan mayores, pudieron practicar su inglés. Fueron unos días estupendos que pasamos en familia, donde los padres descansaron, un poco, y los pequeños y mayores disfrutaron de unas vacaciones rodeados de naturaleza, sierra, bosque y ríos en la mejor compañia que se podría desear.

El miércoles 16, con la añoranza de toda despedida, comenzamos el regreso a nuestros respectivos puntos de procedencia, pero con la alegría de lo maravillosamente bien que nos lo habíamos pasado, y que lo pasaremos el año que viene, con más experiencia, más familias todavía, y seguro que aún mejor!

Share.

Leave A Reply