Viaje. Bielorrusia y Ucrania. 24 abril – 3 mayo 2020 (POSPUESTO)

0

POSPUESTO. PENDIENTE DE LA EVOLUCIÓN DEL CORONAVIRUS.

Descargar aquí el folleto del viaje

Del 24 de abril al 3 de mayo viajaremos a Bielorrusia y Ucrania, países con una historia extraordinaria, cuna de la Rus, con una riqueza cultural excepcional, y una naturaleza que sorprende por sus magníficos paisajes.

Bielorrusia es la Rusia Blanca, una de las naciones soberanas menos conocidas de Europa, pero que está abriendo sus puertas en los últimos años a occidente y al turismo. Bielorrusia atrae por su misterio y por sus sorprendentes encantos. Sus ciudades mantienen esa autenticidad de los lugares que todavía no han sido descubiertos. Un lugar ideal para aquellos que desean viajar en el tiempo y trasladarse también a la mismísima época de la guerra fría. Porque allí, parece que no ha pasado el tiempo.

Minsk, su capital, es la sede de la Comunidad de Estados Independientes, y ha sabido rehacerse tras la época soviética y la Segunda Guerra Mundial, con extraordinarios trabajos de reconstrucción y restauración, ofreciéndonos sus notables edificios, monumentos, museos, bibliotecas, teatros… y su vida cultural tan rica. Además, nos sorprenderá el alma ciudadana de esta nación, con su extraordinaria preocupación por el cuidado de la ciudad, que la convierten en una de las más limpias del mundo.

De igual manera, nos acercaremos a Ucrania y a sus más magníficas ciudades, entre las que destacan la monumental capital Kiev y la perla del Mar Negro, Odessa, la más occidental y mediterránea de las ciudades del oriente.

Kiev es un destino muy desconocido, y cuando se descubre el riquísimo patrimonio cultural de esta ciudad, y sus numerosas y bellísimas cúpulas doradas, se enamora para siempre de este gran hito del viaje.

La capital de Ucrania es de esos lugares simbólicos de la Europa del Este que han pasado de la oscuridad a la luz, rehaciéndose a sí mismos y recuperando sus más brillantes orígenes, la del origen de la Rus, la ciudad de Europa que rivalizaba con Constantinopla en los siglos XI, XII y XIII, hasta la invasión mongola, que vuelve a su esplendor con el Renacimiento y Barroco. Ciudad donde las cosas aún son auténticas, la gente vive en el centro de las ciudades y el turismo de masas no ha llegado aún, donde a la población local les encanta, a la par que les sorprende, verte con una cámara de fotos retratando cada uno de los rincones por los que ellos pasan a diario, sin prestarles más atención, acostumbrados ya sus sentidos a toda esa belleza.

Y Odesa, mundialmente conocida por ser escenario de un clásico del cine como es “El Acorazado Potemkin”, obra maestra del cine, del gran cineasta Serguei Ensenstein, pero con muchos otros preciosos rincones como la Ópera, o hermosos escenarios como la playa de Arcadia, base de su actividad turística.

Y veremos otros muchos maravillosos lugares, como el palacio de Mir, Nesvizh, la Fortaleza de Belgorod Dniestrovsky, el sitio arqueológico de Tira o Chernihiv, muchos de ellos patrimonio de la Humanidad, y comprobaremos que si alguien nos dice alguna vez que Ucrania o Bielorusia son grises, es porque realmente no las conocen.
En definitiva, se trata de un recorrido único, a través de realidades geográficas, históricas y culturales esplendorosas, modelos ejemplares de la magnífica fusión de Oriente y Occidente.

Y todo ello cuidado como siempre al máximo, con preciosos hoteles 5*, ubicados en los mejores lugares de cada ciudad, con un itinerario muy cómodo: 3 noches en Minsk, 2 noches en Odesa y 4 noches en Kiev, es decir, solo 3 hoteles distintos; en una época del año preciosa: en plena primavera, con encuentros con personalidades de esos países, guías escogidos y profesores doctores, y otros muchísimos detalles, que hagan de este exclusivo viaje otra maravillosa experiencia.

Share.

Leave A Reply