El Ébola

0

El brote de ébola que surgió en 2013 en el África occidental, auqnue fue oficialmente notificado el 22 de marzo de 2014, sigue extendiéndose por Guinea, Sierra Leona, Liberia y Nigeria. Está fuera de control según Médicos Sin Fronteras (MSF), uno de los organismos internacionales que se encarga de su contención sobre el terreno y según la OMS su propagación se está acelerando. De momento, se han registradoal menos 4.024 muertes y 8.376 casos. Los afectados se encuentran en múltiples lugares, muchos de ellos de difícil acceso. Además, de momento se ha registrado un caso en Senegal y otro en Estados Unidos. Al mismo tiempo, un brote paralelo en República Democrática del Congo (RCD) se ha saldado con 71 casos y 43 muertes.

MSF alerta de la necesidad de destinar más recursos (donaciones aquí) para contener el brote, y el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), encargado de monitorizar y controlar la epidemia, habla de un brote «sin precedentes por el número de casos y la dispersión geográfica».

Lo curioso de esta noticia, sobre un brote pandémico sin precedentes, es que haya tenido relevancia internacional por el riesgo al que se ven amenazados numerosos países fuera de África. Se estima que el Ébola puede haber acabado con miles de personas en cada brote, además de las numerosas victimas que se desconocen por no tener acceso a recursos y mueren alejados de cualqueir atención sanitaria que pueda tan siquiera certificar su dolencia. Es casi un año después cuando en el resto del mundo nos hemos fijado en el sufrimiento de África, y sólo porque nos tocaba. (excluyendo la ayuda desinteresada de tantos misioneros, médicos, etc, todos voluntarios que no cuentan con los medios adecuados y se enfrentan a una situación dificil y Dolorosa)

U.S.A y Reino Unido han endurecido las medidas de control en aerepurtos a los pasajeros de destinos en riesgo potencial, la mayoria de paises de África central y subsahariana, además de la cancelación de vuelos directos con los países afectados. Sin embargo, las medidas verdaderamente efectivas son aquellas que se puedan aplicar sobre la misma fuente del mal. El Ébola es un castigo que azota periódicamente el continente africano sin la más mínima preocupación del resto del mundo. Esto es un aviso, una llamada de atención de que no vivimos sólos en el mundo. No podemos apartar la miorada ante los problemas de nuestro projimo, si para esta enferemdad se hubiesen destinado hace tiempo los medios y recursos que ahora se estan dispuestos a invertir llevaríamos mucho terreno ganado a esta enfermedad, y muchas vidas.

Mapa Ebola

Share.

Leave A Reply