Actos del bimilenario de Augusto en Roma

0

 El 18 de octubre del año pasado comenzaron en Roma los actos de conmemoración de dicha efemérides, al inaugurarse la magna exposición Augusto, que tendría sus puertas abiertas en la Ciudad Eterna hasta el 9 de febrero y que, con posterioridad y desde el 19 de marzo al 13 de julio, se expondría en las Galeries nationales du Grand Palais de París. No obstante, la capital italiana ha dedicado todo el año 2014 a glorificar a su Príncipe, al hombre que la amó más que ningún gobernante anterior y cuyo gran objetivo fue transformar la ciudad de ladrillo y barro que se encontró (abandonada y devastada por los continuos disturbios y guerras civiles de los últimos años de la República) en una ciudad de mármol, germen de la ciudad única que desde entonces ha maravillado a toda la humanidad y que, probablemente, en la actualidad no existiría si él no hubiera vencido a Marco Antonio en la Batalla de Accio en el 31 a.C.

Augusto fue el sobrino nieto e hijo adoptivo del más grande de los romanos: Julio César. Falto del inmenso carisma y la genialidad de su tío abuelo, su grandeza residió en haber sabido reconocer sus carencias y aprovechar al máximo su enorme inteligencia e intuición política. Aprendiendo de los errores que llevaron a César a su asesinato, consiguió crear una nueva forma de gobierno, convirtiéndose en el primer gran político de la historia que hizo de  la propaganda a través del arte, las letras y todos los medios a su alcance, un arma fundamental en su extenso principado, siendo el emperador romano que más años ostentó el poder. Acabó con las guerras civiles, pacificó el imperio romano, asegurando así la prosperidad del imperio durante más de cuarenta años. Esto le permitió cumplir su gran sueño: embellecer y dar perdurabilidad a una Roma que con él comenzó a ser eterna. Hoy Roma no lo olvida y durante todo el año 2014 a revivido el esplendor de su Edad Dorada de la mano de Cayo Julio César Octavio Augusto, perpetuo Padre de la Patria.

A partir del 18 de septiembre, el Ministerio de Cultura italiano ha organizado "el recorrido de Augusto", que comienza con la visita al Palatino, la colina donde residió la familia de Augusto y donde se podrán visitar habitaciones de la Domus del emperador que hasta ahora habían permanecido cerradas.

Las restauraciones hechas con motivo del bimilenario han permitido que salgan a la luz las pinturas murales, con maravillosas escenas vegetales, del antiguo triclinio de la Casa de Livia, la tercera y más amada esposa del emperador.

Roma organizará hasta finales de año dos exposiciones sobre la vida de Augusto, un convenio internacional en el Palacio Altemps y serán organizadas visitas extraordinarias en un total de once lugares relacionados con el primer emperador.

Se podrán visitara así la Cripta Balbi, nacida sobre un edificio de la época, el mausoleo de Cecilia Metea, construido inspirándose en el Mausoleo del emperador, y el Vico Jugario, el camino que partiendo del río Tíber atravesaba el Foro romano pasando por la basílica Julia, otro de los edificios construidos durante su imperio.

Continuará aún hasta el 27 de septiembre, el espectáculo "Foro de Augusto. 2.000 años después", uno de los actos más espectaculares de estos meses en el que se ha permitido gracias a proyectores láser reconstruir este espacio a partir de los restos arqueológicos.

La narración audiovisual y espectaculares imágenes reconstruyen el centro del imperio de Augusto, cuya construcción duró 30 años, y que estaba presidido por el templo en honor de Marte.

Sólo gracias a la tecnología se ha podido reconstruir la colosal estatua de Augusto, que los arqueólogos calcularon que medía 11 metros de altura.

Share.

Leave A Reply